Vista panorámica de Granados, Baja Verapaz, Guatemala

Municipio de Granados, Baja Verapaz

Descubriendo Granados, Baja Verapaz

Enclavado en el corazón de Guatemala, el municipio de Granados, Baja Verapaz, ofrece un sinfín de experiencias únicas. Desde su rica historia y patrimonio cultural hasta su exuberante naturaleza, Granados es un lugar atractivo para explorar.

Granados, bautizado así en homenaje al ex presidente Miguel García Granados, es un vibrante municipio situado en el departamento de Baja Verapaz, Guatemala. Conocido originalmente como “hacienda y trapiches de Saltán” tras la independencia de Centroamérica en 1821, el área recibió su nuevo nombre en 1893 de manos del gobierno del general José María Reina Barrios, en reconocimiento al mandato del presidente García Granados.

La necesidad de un territorio más apropiado para el crecimiento poblacional y la agricultura condujo al traslado de la cabecera municipal desde la aldea Saltán a la finca El Rodeo. Este cambio reflejó la visión del gobierno de Reina Barrios de potenciar el desarrollo de Granados en un terreno más fértil.

La iglesia católica Parroquia del Cristo Negro de Granados, un hermoso edificio levantado en 1999 gracias a las gestiones del sacerdote Felipe Rodas Franco, es uno de los pilares de la comunidad local. El área es rica en minerales, incluyendo feldespato, grafito, mármol verde-azul, cuarzo, asbesto y oro, que son extraídos de la región. Con una extensión de aproximadamente 248 km², Granados celebra dos festividades principales: la del Cristo Negro de Granados del 12 al 15 de enero, y la de San Pedro y San Pablo el 29 de junio. Famosa por sus refrescantes bebidas de rosa de Jamaica y tamarindo, Granados es un destino popular para las familias guatemaltecas y turistas que buscan disfrutar de su tranquila atmósfera.

Historia de Granados

Granados posee una rica historia que se remonta a la época precolombina. Los hallazgos arqueológicos indican que la región fue habitada por varias culturas mayas. La presencia de la cultura española también está marcada, evidente en la arquitectura de la región.

Granados es un hervidero de vibrantes danzas y bailes, que incluyen El Torito, San Jorge, Los Animalitos, El Costeño Grande, El Costeño Chiquito, Los Moros, Los Casamientos, Las Flores, Los Cinco Toros, El Celo y el Amor , Los Diablos, Los Marineros, y Las Shigualas. Estos bailes se realizan en las casas de los participantes durante las festividades de La Santa Cruz, que se llevan a cabo del 30 de abril al 4 de mayo, y luego durante las pasadas. Estos días de celebración se caracterizan por un ambiente festivo en el que se fusionan el folclore, la música y la religiosidad, creando una tradición centenaria en honor a la Santa Cruz.

En cuanto a la gastronomía local, el Pollo en amarillo es un plato regional característico que se prepara durante celebraciones importantes. Las bebidas tradicionales incluyen la Cusha, un licor artesanal, y el Temperante. Ambos son representantes de la rica tradición culinaria de Granados.

Patrimonio Cultural de Granados

El patrimonio cultural de Granados es una amalgama de influencias indígenas y españolas. La presencia de estas culturas ha dejado su huella en la arquitectura, las costumbres, la gastronomía y las festividades locales, convirtiendo a Granados en un lugar único y diverso.

Exuberante Naturaleza de Granados

El municipio de Granados está rodeado de una impresionante naturaleza. Con ríos, montañas, bosques y una gran diversidad de flora y fauna, es un lugar ideal para los amantes de la naturaleza y el ecoturismo.

Gastronomía Local

La gastronomía local de Granados es una deliciosa mezcla de sabores indígenas y españoles. Sus platos típicos, como el pepián, los tamales y el caldo de gallina criolla, representan la esencia culinaria de la región. Además, la rica biodiversidad de Granados permite que en su mesa se encuentren frutas, vegetales y especias de la más alta calidad.