Fueron llamados de primera línea en la pandemia y continúan en labores

Los técnicos de laboratorio clínico celebran 32 años de su profesión

Existen días para felicitar a cada profesional en el año, algunas fechas más conocidas que otras. Una fecha que no se le brinda un agradecimiento por su ardua labor es el día del técnico en laboratorio clínico.

Según Acuerdo Gubernativo 376-90, de se declaró el día 19 de mayo de cada año como el Día del Técnico en Laboratorio Clínico.

Para poder desempeñar esta profesión, las personas tienen oportunidad de estudiar la carrera de técnico en laboratorio clínico en Quiriguá, en el Instituto de Adiestramiento de Personal en Salud INDAPS y en la ciudad capital en la Escuela Nacional de laboratorio clínico. Son escuelas del ministerio de salud.

La función de un técnico en laboratorio clínico es poyar al médico en su diagnóstico hacia el paciente, ya que puede darle tratamiento adecuado para la patología que el paciente presente.

Los técnicos en laboratorio fueron llamados en primera línea para la emergencia sanitaria por la pandemia del COVID. Sufrieron discriminación en lugares públicos y en iglesias. Hoy en el 2022 ya los nervios de la población sobre el covid han disminuido, pero, los ataques violentos aun son recordados por los del área de salud.

Claudia Martínez su profesión es técnica en laboratorio clínico. Es madre de una nena de 9 años. Tiene 12 años de experiencia en su área, laborando en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social IGSS.

“Durante la pandemia recuerdo cuando tuve que dejar a mi hija y regresar a cumplir con mi deber en mi profesión. Gracias a Dios en mi familia salimos victoriosos y sin novedad durante esa crisis” Agrego. Claudia Martínez técnica en laboratorio clínico

El interés por la carrera para Martínez inicio cuando trabajé como secretaria de un Laboratorio, el ver los procesos sistemáticos que se emplean para evitar lo más posible la confusión de muestras. La importancia de las fases fundamentales  del laboratorio clínico que son pre analítica, analítica y posanalitica.

“Los procesos de laboratorio clínico y bajo la supervisión de un químico biólogo nos ayudan a garantizar los resultados finales de los pacientes, que sirven de mucho al médico para dar un diagnóstico y un tratamiento adecuado al padecimiento del paciente”. Agrego Claudia Martínez técnica en laboratorio clínico

El trabajo en salud es cansado y de turnos largos ya sea de día o de noche. Martínez trabaja cerca de 50 horas por semana. Organizando bien su agenda puede compartir tiempo de calidad junto a su hija, sin perder recuerdos de los años en su niñez.

“Para pasar tiempo con la familia, son tiempos cortos por los turnos en el hospital. Pero, cada día disfruto pasar tiempo con mi hija”. Agrego Claudia Martínez técnica en laboratorio clínico

Además de ser profesional, Sandra en madre y ambas tareas las desempeña con mucho detalle y cuidado.

“Algunas personas que conocían mi profesión, en ocasiones dieron a conocer su miedo a ser contagiados sin que fuera positiva a covid”. Agrego Sandra Aracely Rivas De León Técnica en laboratorio clínico

En la profesión de técnicos en laboratorio clínico hay hombres y mujeres con altas cualidades desempeñando su labor.

Para Joaquín Noé Coc Hernández el deseo de estudiar para técnico en laboratorio clínico fue que su hermana es enfermera y le llamo la atención la profesión que ahora en la actualidad desempeña.

“Desde el primer día que inicie a estudiar esta carrera, me encanto. Hoy a mis 12 años de trabajar continúo aprendiendo cada día.” Agrego Joaquín Noé Coc Hernández

Joaquín se encargan de que los equipos cumplan con los estándares de calidad para dar un resultado los más exacto posible.

“Me encargo de procesar los controles y calibrar las pruebas para que se brinden resultado con toda confianza de los pacientes”. Agrego Joaquín Noé Coc Hernández

Joaquín Noé Coc Hernández labora en dos instituciones. El Instituto de Seguridad Social y en el Hospital Infantil de Puerto Barios. Trabaja los 7 días de la semana sin días de descanso.

“Dios me dio la oportunidad de aperturar mi propio laboratorio y mi banco de sangre privado. Con esto puedo brindar oportunidad laboral a 7 técnicos en laboratorio clínico”. Agrego Joaquín Noé Coc Hernández