conserva de coco guatemalteco

Receta de Conserva de Coco guatemalteca

La conserva de coco guatemalteca es un postre tan popular como los molletes guatemaltecos, comidas típicas del Departamento de Chiquimula. La conserva de coco es un tipo de dulce que se elabora en varios países de Centroamérica y Suramérica, pero en Guatemala le damos un toque especial.

La conserva de coco guatemalteca se puede preparar rápidamente y su sabor es exquisito; de hecho, muchos vendedores ambulantes, lo tienen como uno de sus principales productos, por su alto consumo en la sociedad.

¿Cómo preparar la conserva de coco guatemalteca?

La conserva de coco guatemalteca no solo es deliciosa, siendo el coco su protagonista; sino además es altamente nutritiva; su preparación solo te tomará cerca de treinta minutos; sea que quieras darte un gusto o deseas incrementar tus ingresos a través de su venta.

Algunas personas utilizan leche para cocer el coco; esto también es válido; otro detalle que también se hace notar es el uso de colorantes para darle colorido a las conservas.

conserva de coco guatemalteca
Conserva de coco guatemalteca

Ingredientes

  • Uno o dos cocos (de concha marrón)
  • La mitad de un limón
  • 120 gramos de azúcar
  • 300 ml de agua de coco
  • Un poquito de vainilla.

Pasos para preparar la conserva de coco guatemalteca

Conserva de coco guatemalteca

El coco lo puedes rayar o moler, dependiendo del aspecto que quieras que tenga al final; o incluso de cómo quieres degustarlo; ya que no es igual masticar las rayaduras de coco o que esté molido. Como tú lo prefieras.

Busca una olla, suficientemente profunda; agregas el agua de coco, junto con la azúcar, un toque de vainilla, exprimes el medio limón y revuelves para que fundan los ingredientes; posteriormente añade a la mezcla el coco rayado o molido, y continúas moviendo el contenido.

Dejamos a fuego medio por espacio de veinte minutos; el agua de coco irá disminuyendo y el coco quedará como una especie de masa; no olvides mover la mezcla; ya que con el azúcar, se puede pegar a la olla o incluso quemarse.

Pasado el tiempo de cocción; retira la olla y deja reposar. Cuando el coco esté a temperatura ambiente, toma porciones y colócalos en láminas de aluminio, en forma de cubos o rectángulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x