buñuelos guatemaltecos

Receta de Buñuelos guatemaltecos

Los buñuelos guatemaltecos son un postre tan popular como el marquesote guatemalteco, postres típicos del Departamento de Jutiapa.

¿Cómo se preparan los buñuelos guatemaltecos?

Te traemos otra exquisita receta de postres típicos en Guatemala, esta vez del departamento de Jutiapa; en lo particular me encanta preparar este postre, para degustarlo por las tardes con mis visitas y familiares.

Como siempre te brindamos recetas fáciles y sencillas para hacer en casa; generalmente con productos que tienes en tu despensa.

buñuelos guatemaltecos
Buñuelos guatemaltecos

Ingredientes

  • 250 gramos de harina de maíz
  • 15 gramos de polvo para hornear
  • 240 ml de agua
  • 200 gramos de mantequilla
  • Aceite vegetal
  • 240 ml de miel

Pasos para preparar los buñuelos guatemaltecos

buñuelos guatemaltecos
  1. Vamos a derretir la mantequilla, para ello, en una olla mediana, agregamos la taza y media de agua, también el polvo para hornear y sal al gusto; dejamos que hierva, revuelve la mantequilla hasta que se vaya derritiendo. Una vez hierva, apagas y trasladas la mezcla a un bowl.
  2. Cuando tengas la mantequilla derretida en agua, en el bowl, iremos agregando la harina, dando vueltas para que se convierta en masa; una vez tenga consistencia, amasa por cinco minutos para que quede moldeable. Acto seguido, añadir los huevos a la masa, para ello, agrega uno por uno, y los vas incorporando a la masa, esto permitirá que la masa quede esponjosa; si deseas puedes agregar un poco más de sal, e incluso algunos agregan una cucharada de azúcar; continúa amasando y posteriormente haremos bolitas de esta masa, para darle forma a nuestros buñuelos.
  3. Algunos usan sartén grande, sin embargo, yo te recomiendo buscar una olla profunda para freír los buñuelos guatemaltecos; agrega suficiente aceite y deja calentar; después de cinco minutos, agrega los buñuelos que quepan en la olla y solo dóralos por todos lados, que no sea por mucho tiempo para evitar que se quemen; los que estén listos, los colocas en papel absorbente para secar.
  4. Cuando todos los buñuelos estén listos y secos, puedes servir en un plato, rociándolos de miel por encima; y por qué no, acompañados de un buen café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x